¿Has dado positivo en un control de alcoholemia?

 

Conducir después de haber consumido alcohol es, por desgracia, uno de los delitos más comunes en nuestro país, pudiendo afectar no solo al que lo comete sino también a terceras personas que se encontraban en el lugar y la hora equivocados. Afortunadamente los cambios en la legislación endureciendo las penas, así como la instauración del carnet por puntos, ha provocado que todos tomemos conciencia de las consecuencias y el peligro que supone circular bajo los efectos del alcohol o sustancias estupefacientes.

El Código Penal recoge en su artículo 379.2 d

os modalidades de comisión de este delito:

-La primera es realizar la conducción “bajo la influencia de drogas tóxicas, estupefacientes sustancias psicotrópicas o de bebidas alcohólicas.” La principal característica es que se considera delito, ir circulando con síntomas de haber consumido dichas sustancias. Por ello no es suficiente que se conduzca habiendo ingerido alcohol o drogas sino que éstas provoquen su influencia en el conductor, debiendo demostrarse que provoca, o ha provocado, una indudable alteración de las facultades psicofísicas del conductor. La prueba de alcoholemia o drogas sólo servirá como indicio y se deberán valorar otras pruebas para entender cometido el delito (haber provocado un accidente, conducción errática, etc.).

                -La segunda modalidad es aquella en la que se comete el delito por haber sobrepasado una determinada tasa de alcoholemia, en concreto, 0,60 miligramos por litro en aire expirado o con una tasa de alcohol en sangre de 1,2 gramos por litro. Este delito es más objetivo y no precisa estar bajo la influencia del alcohol o las drogas, es decir, usted puede conducir muy bien y cumpliendo las normas de tráfico, pero al sobrepasar dichas tasas, se considera que es un peligro potencial por lo que se consuma el delito.

                En cuanto a las penas que se pueden imponer, estas van desde la pena de prisión de 3 a 6 meses o con la de multa de 6 a 12 meses, o con trabajos en beneficio de la comunidad de 31 a 90 días. En todos los casos al condenado se le priva del carnet de conducir vehículos a motor entre 1 o 4 años.

                Este delito se tramita por los cauces del Juicio Rápido, pudiendo llegar a lo que se llama una Sentencia de Conformidad, donde si el infractor reconoce el delito y acepta la pena sin necesidad de celebrar el juicio, ésta se puede rebajar  1/3 de la pena solicitada por el Fiscal.

                Si desea recibir información sobre este u otro tema relacionado, no dude en contactar con nosotros.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s