¿Sufres humillaciones en tu trabajo? ¿Te sientes acosado psicológicamente?

Nuestro puesto de trabajo es el lugar donde pasamos la mayor parte de nuestra vida, donde nos relacionamos con nuestros compañeros y con clientes, y desarrollamos nuestra forma de ser y capacidades personales que hacen que podamos realizar un buen trabajo. Por ello, el tema del Acoso Laboral es un asunto de máxima importancia, no sólo por lo que nos pueda afectar en el trabajo, sino porque, debido a todas las horas que pasamos allí, nos puede influir negativamente en nuestra vida personal.

¿Qué entendemos por acoso moral?

De manera muy resumida podemos conceptuarlo como toda acción u omisión en la órbita de una relación laboral en la que una o varias personas (ya sean superiores o compañeros de igual categoría), realizan de manera reiterada en el tiempo, acciones que lleven a la víctima a una situación extrema de sufrimiento personal, manifestándose en depresiones, ansiedad, disminución del rendimiento laboral e incluso físicos. Las acciones u omisiones pueden ser diversa índole, desde asignar tareas inútiles o humillantes, hasta el desprestigio profesional y personal.

¿Qué herramientas tenemos para combatirlo?

Actualmente y con los avances tecnológicos a nuestro alcance, es posible recabar pruebas fehacientes para acreditar los hechos constitutivos de acoso en el puesto de trabajo. Podemos grabar conversaciones o reuniones en las que estemos presentes, siempre y cuando sea relacionado con el trabajo y los actos de acoso. Igualmente podemos utilizar correos, mensajes de Whatsapp, o cualquier otro tipo de pruebas documental o digital, que sumadas a los posibles testigos de los hechos, nos ayuden a demostrar el acoso producido.

¿Qué consecuencias que nos den la razón sobre el acoso?

Dependiendo del caso concreto, podemos encontrarnos que varias posibilidades:

  • Que sigas trabajando en la empresa pero cobrando la indemnización por acoso.
  • Si acudes a la vía penal, el empresario puede ser condenado de 6 meses a 2 años de prisión. Igualmente la empresa puede responder penalmente.
  • La inspección de trabajo puede interponer sanciones económicas bastante elevadas.
  • Puedes irte de la empresa cobrando la indemnización por despido improcedente más la indemnización por el acoso.

Como vemos, ante las situaciones de acoso en el ámbito laboral, nuestro ordenamiento jurídico tiene mecanismos para combatir esta lacra. Solo necesitas estar bien asesorado para luchar por tus Derechos.

Si quiere información sobre este u otros temas relacionados, no dude en ponerse en contacto con nosotros.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s