¿Tienes vecinos que causan problemas en tu comunidad? ¿Un negocio en los locales del edificio crea mucho ruido?

Recientemente un cliente nos ha solicitado asesoramiento sobre cómo tratar el problema de unos vecinos que molestan a los demás con sus ruidos, tanto durante el día como la noche, impidiendo  a los demás el derecho al descanso. Por ello vamos a aprovechar este hecho para hablar sobre un tema que es muy común en cualquier comunidad de vecinos.

La Ley de Propiedad Horizontal (en adelante LPH) prevé una solución para la cesación de actividades prohibidas en los estatutos, que resulten dañosas para la finca o que contravengan las disposiciones generalessobres actividades molestas, insalubres, nocivas, peligrosas o ilícitas. Piense en un bar en el que se sobrepasa el límite de ruido, o se producen peleas o altercados varios días a la semana, o el vecino que utiliza las zonas comunes o propias para realizar actividades no aprobadas, o que puedan acarrear peligro para la finca o los vecinos.

Para ello, el artículo 7.2 de la LPH incorpora elprocedimiento a seguir por parte de la Comunidad de Propietarios para poner fin a estas actividades. Los pasos son:

  1. El presidente debe requerir a quien realice las actividades prohibidas a la inmediata cesación de las mismas, bajo advertencia de iniciar acciones legales si continúan. Si es una persona que tiene alquilada la vivienda o local, se deberá también poner en conocimiento del propietario dicha situación.
  2. Si se continuaran dichas actividades, se deberá aprobar por la Junta de Propietarios la autorización para que se proceda contra los infractores mediante la correspondiente demanda judicial.

¿Qué consecuencias tiene la interposición y posterior estimación de la demanda?

Mientras se sustancia el procedimiento, el Juez podrá acordar de manera cautelar la cesación inmediata de la actividad prohibida, bajo apercibimiento de delito de desobediencia si continúa la misma.

En caso de estimación de la demanda, aparte de la prohibición de continuar con  la actividad y la indemnización de daños y perjuicios que proceda, se podrá acordar la privación del derecho al uso de la vivienda o local con un máximo de 3 años, y si el infractor no fuese propietario, la extinción de los derechos relativos a la vivienda o local, es decir, la resolución de los contratos de arrendamiento en vigor.

Numerosa Jurisprudencia ha tratado estos temas. Como resumen podemos citar las siguientes:

  • Sentencia de la Audiencia Provincial de Pontevedra de 2 de julio de 2016: Se condena al dueño de un local, así como a la persona que lo tenía alquilado para la actividad de bar-cafetería, a la cesación de la actividad por ruidos (música alta, peleas constantes, etc.), así como a la prohibición de uso por un período de 3 años.
  • Sentencia Audiencia Provincial de Madrid de 2 de septiembre de 2016: Se condena a unos vecinos por utilizar su vivienda como almacén para la distribución y venta de soportes audiovisuales de forma ilegal, dando lugar a elementos comunes.
  • Sentencia de la Audiencia Provincial de Valladolid de 2 de noviembre de 2016: Condenada un vecino por tener en su vivienda varios perros que ladraban a todas horas, provocando ruidos que superaban los límites acústicos legales.

Cómo se puede observar, los Tribunales dan soluciones para la resolución de estos conflictos, por lo que si se encuentra en esta situación, no dude en ponerse en contacto con nosotros y le asesoraremos sobres los pasos y medidas a seguir.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s