Tengo una casa alquilada y la necesito. ¿Puedo recuperarla antes de que termine el contrato?

En nuestra legislación, y sobre todo, después del año 2013, existe la posibilidad de recuperar la vivienda que tenemos alquilada, antes de que expire el plazo legal del contrato. La ley de Arrendamientos Urbanos de 1994 (en adelante, LAU) fue significativamente modificada por la Ley 4/2013 de Medidas de Flexibilización y Fomento del Mercado del Alquiler de Viviendas, de 4 de junio de 2013, en la que, entre otras cosas, se redujo el período máximo de prórroga obligatoria de los alquileres de 5 años a 3.

Otra de las reformas y a la que nos referimos en el título del artículo, es la posibilidad por parte del propietario de la vivienda de recuperar la posesión de la misma por necesidad propia o de un familiar. En concreto, el artículo 9.3 de la LAU permite que, “una vez transcurrido el primer año de duración del mismo (el contrato de alquiler),” el arrendador puede comunicar al inquilino que tiene necesidad de la vivienda para destinarla a vivienda permanente para sí o para sus familiares.

  • ¿A qué personas se refiere?

-Evidentemente, para sí mismo.

-Parientes en primer grado de consanguinidad o por adopción (ascendientes o descendientes)

-Para  su cónyuge, en los supuestos de sentencia firme de separación, divorcio o nulidad matrimonial.

  • ¿Qué procedimiento se debe seguir para recuperar la vivienda arrendada?

Cómo hemos dicho más arriba, una vez pasado el primer año del contrato de alquiler, se tiene que enviar una comunicación fehaciente al inquilino (burofax, por ejemplo), para darle un plazo de, al menos dos meses de antelación, para que desaloje la vivienda.

  • ¿Qué ocurre si el dueño o sus familiares al final no ocupan la vivienda?

Si en los 3 meses siguientes a abandonar la vivienda, ésta no fuera ocupada por la persona o personas que la necesitaban, el inquilino que tuvo que desalojar la casa podrá optar, en el plazo de 30 días, entre estas dos opciones:

-Ser repuesto en el uso y disfrute de la vivienda arrendada por un nuevo período de 3 años,  con las mismas condiciones y con indemnización de los gastos que el desalojo le hubiera supuesto.

-Ser indemnizado por una cantidad equivalente a una mensualidad por cada año que quedara por cumplir hasta completar 3, salvo que la ocupación hubiera tenido lugar por causa de fuerza mayor. Ejemplo: Si la renta mensual es de 500€, y  el inquilino fue desalojado una vez pasado el primer año, al restar 2 para que llegar al plazo máximo, se le debería indemnizar con 1.000€.

Si quieres más información sobre este u otros temas, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s