¿Tienes un inquilino que no paga el alquiler y quieres que abandone tu casa y cobrar lo que te debe?

 

Muchos son los propietarios afectados por esta situación que finalmente deciden que no vale la pena alquilar sus viviendas vacías y así no arriesgarse a sufrir impagos, eliminando así la posibilidad de recibir unos ingresos extra, que en muchas situaciones son necesarios incluso para vivir.
 
Podemos clasificarlo en dos tipos, el desahucio en precario y el desahucio por falta de pago de renta o cantidades asimiladas, que sirve tanto para viviendas como locales de negocio. De este último hablaremos brevemente en el presente artículo.
¿Qué conceptos podemos reclamar al inquilino?
Evidentemente el más claro es la renta, mensualidad que debe abonar el inquilino, a la que añadimos las “cantidades asimiladas”, que son los recibos de la comunidad, IBI, suministros, etc., es decir, todos aquellos que estén reconocidos en el contrato de alquiler.
¿Cuándo se entiende impagada la renta?
Un retraso en la renta dará lugar a la posible interposición de la demanda de desahucio, incluso aunque se pague posteriormente esa cantidad (cuando no quepa enervación, como veremos luego), se podría continuar con el procedimiento y lograr el desahucio y lanzamiento del arrendatario. Y es que el Tribunal Supremo en su Sentencia de 13 de mayo de 2014 expone que si se excede el plazo de pago acordado sin que el pago se produzca, ha de concluirse que el arrendatario ha incumplido su obligación de pago.
¿Puede el inquilino pagar la renta y paralizar así un procedimiento de desahucio ya iniciado?
Una vez interpuesta la demanda, se le concede al demandado un plazo de 10 DÍAS, para que desaloje el inmueble, pague lo debido, o en caso de que quiera continuar en el alquiler pague la totalidad de lo que deba (enervación). Esto último solo puede realizarlo una vez. También se le da la opción de oponerse para alegar por qué no debe, en todo o en parte, las cantidades reclamadas.
En caso de oposición del demandado se establecerá también el día y la hora del juicio, y en caso de que no se oponga, la fecha del lanzamiento del inmueble. Si hiciera caso omiso del requerimiento de pago o no compareciera, se terminará con el procedimiento y se desalojará el inmueble en el momento fijado continuando la ejecución de las cantidades debidas con imposición de las costas judiciales.
Las últimas novedades legislativas en la materia han ido encaminadas a la agilización de este procedimiento para garantizar la pronta recuperación del inmueble y/o el pago de las cantidades debidas por el arrendatario.
Si desea que estudiemos su caso particular o quiere más información acerca de éste u otros temas, no dude en ponerse en contacto con nosotros.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s